Siempre conectado

Rain Bird le permite controlar el riego de sus clientes desde la palma de su mano y les ofrece el acceso que están solicitando. Tanto si está en su coche, en otro lugar como si su cliente está en su jardín, los dos están siempre conectados a su zona verde.

Ahorre agua. Ahorre dinero. Durante todo el año.

Los ajustes estacionales automáticos reducen el uso del agua hasta el 30%,
economizando las facturas mensuales del agua.

 

Totalmente personalizable

Agrupe los clientes por comunidades de propietarios, suba las fotos de sus zonas verdes y solicite alertas con relación a sus sistemas de riego. Tiene el control total.

Localmente exacto

Acceda al tiempo local desde Internet o directamente a través de un sensor de lluvia opcional. No importa que “nube” vea, ahorrará agua seguro.

Notificaciones

Desbloquee la información del programador y utilícela para administrar mejor el uso del agua. Le llegarán avisos de heladas y notificaciones de los ajustes estacionales en su teléfono o tableta.

CONTROLE DESDE AQUÍ...
O DESDE AQUÍ

Controle múltiples programadores

Usando la aplicación Rain Bird, puede controlar múltiples programadores ubicados en cualquier parte del mundo. Instale la aplicación Rain Bird en múltiples dispositivos o bien comparta el control con los propietarios de viviendas, otros miembros del equipo, paisajistas y demás.

¿Cómo funciona?

Ahora que comprende los beneficios de agregar WiFi a un sistema de riego, eche un vistazo a la aplicación móvil Rain Bird y vea lo fácil que es crear un plan personalizado para las áreas verdes que mantiene.